Saltar navegación

11 Consejos para una óptima higiene del agua potable

Disfrutar del agua potable sin adulterar

El agua potable higiénicamente perfecta es nuestro alimento más importante y una base para nuestra salud que no debe ser subestimada. Todas las influencias negativas en la calidad de nuestro agua potable - plomo, legionela, otras impurezas químicas o biológicas - deben por lo tanto ser evitadas bajo cualquier circunstancia.

1. Razones de la pérdida de calidad

El deterioro de la calidad del agua potable puede producirse, entre otras cosas, debido a la instalación de tuberías, al contacto con materiales inadecuados, al estancamiento en secciones de tuberías menos utilizadas y a la calefacción. Si se ignoran estos factores en una instalación de agua potable, se promueve el crecimiento de bacterias.

Esto puede causar daños a la salud e incluso poner en peligro la vida y la integridad física.

Los sistemas de tuberías de SANHA satisfacen plenamente las altas exigencias que se imponen al material utilizado. Según la aplicación y la calidad del agua potable, disponemos de sistemas de diversos tipos de acero inoxidable, cobre, aleaciones de cobre y/o materiales plásticos en conjunto con accesorios libres de plomo, que siempre proporcionan una solución que cumple los requisitos y garantiza una protección óptima de la calidad del agua potable.

Además del material utilizado, la tecnología de instalación también juega un papel muy importante. Además de la correcta selección de los materiales y componentes de los sistemas higiénicos, un diseño del sistema coordinado con la higiene es, por supuesto, un requisito previo básico para la calidad, la durabilidad y la sostenibilidad de una instalación de agua potable. En los últimos años, los estudios científicos han dejado cada vez más claro que las bacterias del agua potable son mucho más responsables de las infecciones de lo que se sospechaba anteriormente.

Por esta razón, los ingenieros, proyectistas y mantenedores deben centrarse más en este "problema microbiológico" para asegurar un agua potable higiénicamente perfecta y pura en los puntos de toma en todo momento. Las siguientes explicaciones pretenden dar al ingeniero, proyectista y al mantenedor una visión general de las principales bacterias relevantes para las instalaciones de agua potable, los métodos de instalación higiénica y la puesta en marcha profesional. 

2. Cooperación intensiva de todas las partes involucradas

La importancia y la necesidad de una cooperación responsable, continua e intensiva entre los ingenieros, proyectistas y mantenedores es esencial al planificar y poner en marcha una instalación de agua potable. Es primordial que todos los implicados tengan una visión global del proyecto.

La Ley alemana de protección contra las infecciones (IfSG) estipula que "el agua para el consumo humano debe ser de una calidad tal que su consumo o uso no cause ningún daño a la salud humana, especialmente por medio de patógenos". La instalación incluye no sólo las tuberías y accesorios, sino también las válvulas de cierre, depósitos de agua, grifos, accesorios y mucho más. Se trata del tipo correcto de instalación (por ejemplo, instalación en anillos con placas murales dobles, la garantía de temperaturas suficientemente altas durante el funcionamiento, la observancia de un período mínimo para el intercambio de agua, la altura de la instalación, el factor de simultaneidad y mucho más, y tanto el instalador como el proyectista son los principales responsables de ello.

3. Bacterias principales para la evaluación de la calidad del agua potable

La legionela bajo el microscopio, teñida de verde

A fin de garantizar una alta calidad del agua potable incluso hasta el último grifo, se utilizan ahora medidas preventivas o pruebas durante el uso, además de nuevos conceptos de instalación de tuberías. Esto incluye pruebas para detectar bacterias.

Especialmente las bacterias y los gérmenes del agua potable pueden causar problemas de salud. A partir de un tamaño de 400 l, el sistema de agua potable también debe ser controlado a ciertos intervalos. Entre las principales bacterias más importantes:

Legionella

La bacteria Pseudomona aeruginosa es el patógeno más importante que se transmite a través del agua potable.

Esta bacteria encuentra las condiciones óptimas de crecimiento a temperaturas entre 25 y 30 °C. En un análisis de agua, ninguno de estos patógenos puede aparecer en 100 ml de agua. El Instituto Robert Koch ya ha clasificado las cantidades más pequeñas de este patógeno como "perjudiciales para la salud".

Una vez que se ha producido una infección con este patógeno, es muy difícil de tratar y puede conducir a graves enfermedades de los órganos en los seres humanos, que a veces incluso provocan la muerte. Si un sistema de agua potable está infestado con este patógeno, normalmente es necesario cerrar el edificio inmediatamente y llevar a cabo una renovación total de toda la instalación de agua potable.

Bacterias E. coli (E. coli)

Esta bacteria se encuentra en el intestino humano y animal; no pertenece al agua potable. Sin embargo, hay repetidos informes de contaminación. Especialmente en las zonas rurales con un alto uso agrícola, puede introducirse en las aguas subterráneas. La bacteria causa complicaciones gastrointestinales, apendicitis y peritonitis, entre otras cosas. Otro germen fecal, los enterococos, tienen un efecto muy similar, también tienen una vida útil particularmente larga.

Pseu domonas

Esta bacteria es un germen de agua fría. En particular, los tramos de tubería que fluyen mal o rara vez pueden estar infestados. Estos ocurren en sistemas de tuberías mal planificadas o más antiguas (estancamiento). Peligros: Neumonía o infecciones del tracto urinario.

Biofilm

Las biopelículas no son una bacteria o un solo germen, sino una capa que proporciona alimento a otros organismos. Por lo tanto, no hay límite para las biopelículas, sino sólo para ciertos gérmenes. Se forman en muy poco tiempo en cada tubería. No son perjudiciales para la salud en todos los casos. Al contrario, protegen en parte el interior de la tubería e incluso ayudan a mantener el agua limpia. La formación y composición de la biopelícula también depende del valor de pH y de la temperatura del agua. Sin embargo, también favorecen la implantación de bacterias peligrosas para la salud como la Legionella (ver arriba).ello.

4. Peligro de legionela

En Alemania se estima que unas 3000 muertes al año son causadas por la enfermedad del legionario causada por la bacteria Legionella pneumophila. Existe un riesgo de infección, especialmente cuando se inhalan aerosoles (mezclas de aire y agua), que siempre están presentes en las zonas de duchas públicas y privadas y en las instalaciones de hidromasaje. Para prevenir o eliminar este patógeno, es importante que el agua potable pueda ser calentada hasta por lo menos 70 °C durante un cierto período de tiempo. El código de práctica W 551 del DVGW describe las medidas para prevenir y eliminar estas bacterias. Si este patógeno se detecta en un sistema de agua potable, normalmente puede ser eliminado muy fácilmente mediante una desinfección térmica. En este caso, el agua potable debe ser calentada a una temperatura entre 70 y 95 °C. El agua potable calentada debe llegar a cada parte del sistema.  

5. Materiales (orgánicos) en los sistemas de agua potable

La selección del sistema de tuberías, las medidas de higiene durante la instalación y el conocimiento experto durante los trabajos de instalación son esenciales para garantizar que las bacterias de la red de tuberías no reciban nutrientes adicionales. Los materiales utilizados juegan un papel importante. Los materiales utilizados en las tuberías pueden liberar nutrientes en forma de compuestos de carbono orgánico (DOC = carbono orgánico disuelto). Estos también contribuyen al crecimiento bacteriano. La Agencia Federal de Medio Ambiente (UBA) lo tiene en cuenta en sus publicaciones sobre la evaluación de la higiene de los materiales que entran en contacto con el agua potable. Las siguientes directrices y recomendaciones de la UBA fueron publicadas aquí:

  •  Las directrices de la KTW que contienen los requisitos de higiene para los plásticos y las siliconas
  •  Pautas para el recubrimiento
  •  Directrices sobre elastómeros

Las directrices sobre lubricantes, así como las directrices sobre minorías, se utilizan para evaluar las sustancias que se producen en pequeñas cantidades y que normalmente no entran en el agua potable. Esto incluye catalizadores e iniciadores, tratamiento de superficie de hilos y tejidos, solventes para aditivos y otros auxiliares.

La directriz de KTW será sustituida por la "Base para la evaluación de plásticos y otros materiales orgánicos en contacto con el agua potable" a partir del 21 de marzo de 2021. Sin embargo, debido a la pandemia de COVID 19, las disposiciones transitorias se han ampliado en dos años. La base de evaluación de la UBA para los materiales metálicos ya es vinculante.

En particular, cuando se utilizan materiales orgánicos debe asegurarse que no constituyen un caldo de cultivo para los microorganismos. Tales materiales orgánicos incluyen las juntas de estanquiedad de EPDM. Por lo tanto, todos los materiales orgánicos utilizados por SANHA para las juntas se someten regularmente a las pruebas químicas y microbiológicas necesarias en la MPA de Dortmund, de acuerdo con el Código de Práctica W 270 de la DVGW.

Esto asegura continuamente que sólo se utilicen materiales de la más alta calidad en los sistemas de instalación de SANHA y que no haya ninguna influencia negativa en la calidad del agua potable.  

6. Materiales y sistemas óptimos

Placas murales dobles y accesorios de bronce de silicio libre de plomo (CuSi) prensados

SANHA ofrece los materiales y accesorios para cada aplicación y calidad de agua potable que permiten a los ingenieros y proyectistas crear instalaciones de agua potable higiénicas, duraderas, respetuosas con el medio ambiente y sostenibles. Además de nuestros probados sistemas de tuberías de acero inoxidable, cobre y plástico, también ofrecemos varios sistemas de tuberías con accesorios de prensar y de transición en bronce de silicio libre de plomo (CuSi) de alta calidad.

Como es bien sabido, la mejor instalación evita el estancamiento (ver también los puntos 8 y 9). Los proyectistas tienen muchas opciones de conexión y accesorios disponibles para una instalación sin estancamiento (o con estancamiento bajo):

  • Curvas de diseño favorable al flujo,
  • Piezas en T y piezas de conexión roscada,
  • Ángulos de pared o placas murales,
  • Placas murales de doble pared fabricados en bronce de silicio libre de plomo y en acero inoxidable

Esto facilita la realización de una instalación de anillos higiénicos con baja pérdida de presión. Todos los accesorios están equipados con los correspondientes extremos para prensar, roscar o de tipo Push Fit y pueden conectarse directamente a tuberías multicapa, de acero inoxidable o de cobre, lo que garantiza una instalación rentable, segura y eficiente. En particular, nuestras placas murales de doble pared hechos de CuSi ofrecen una solución limpia y segura, que es ideal para las instalaciones de agua potable no sólo por su capacidad de desinfección, particularmente alta, sino también por el material libre de plomo. 

7. Instalación de agua potable sin plomo

El plomo no pertenece al agua potable. Lo que no contiene plomo no libera plomo en el agua potable. Por lo tanto, SANHA ofrece varios accesorios de sistema hechos de bronce de silicio libre de plomo CuSi. Hoy en día, los minoristas, instaladores y proyectistas pueden elegir entre varias series: Ya sean los accesorios del sistema prensado de la serie 8000 "PURAPRESS", los probados accesorios roscados de la serie 3000 "PURAFIT®" o los accesorios de sistema prensado de las series 23000, 25000 y 35000 "3fit®-Press" y "3fit®-Push" para tubos plásticos de tipo multicapa de alta calidad - con los sistemas sin plomo.

Todos nuestros sistemas sin plomo o la aleación de cobre premium CuSi están por supuesto certificados por la DVGW y la ETA, así como por muchos otros importantes organismos de certificación internacionales (por ejemplo, WRAS, KIWA-ATA, CSTB, ETA, SINTEF). Nuestra declaración a la ZVSHK ("Declaración del Fabricante ZVSHK") también demuestra la perfecta idoneidad de muchos de nuestros sistemas para el agua potable. El bronce de silicio sin plomo también es adecuado para el contacto con el agua potable según la "Lista positiva de materiales adecuados para la higiene del agua potable" publicada por la Agencia Federal de Medio Ambiente (UBA) en septiembre de 2013.

8. Reducción de los tiempos de estancamiento

Debido al uso normal, los tiempos de estancamiento en las instalaciones de agua potable nunca pueden evitarse por completo, pero pueden minimizarse si las tuberías y las conexiones de los objetos están correctamente dimensionadas y colocados. Para ello es importante dimensionar el sistema de tuberías según las necesidades, de modo que incluso durante el funcionamiento normal pueda producirse un cambio suficiente de agua en el sistema. El requisito previo para ello es un cálculo exacto de la red de tuberías que tenga en cuenta las resistencias individuales reales y un factor de simultaneidad predeterminado [1] adaptado al comportamiento del usuario.  

9. Lazo y tubo anular

Se debe evitar, si es posible, una "instalación en T"; en cambio, los puntos de toma deben conectarse en forma de "anillo" si es posible. Los puntos de golpeo utilizados regularmente deben ser dispuestos al final de esta instalación en anillo, o toda la línea del piso debe ser diseñada como una "línea de anillo". La combinación de los sistemas de instalación SANHA con válvulas de cierre, control y lavado siempre garantiza una solución completa. Estos métodos de instalación aseguran una excelente distribución del agua en las tuberías del suelo mediante una instalación de tuberías flexibles, al tiempo que minimizan los tiempos de estancamiento en la medida de lo posible.

Con la "instalación de anillo", la tubería se coloca en una dimensión de tubo constante. La desinfección térmica, en la que se prescribe una temperatura mínima de 70 °C en todos los puntos de toma, también es mucho más fácil con estos métodos de instalación. Incluso en los sistemas (por ejemplo, en los hospitales) en los que se prescribe una desinfección adicional de la tubería de agua potable, la instalación de la tubería de anillo puede garantizar con un esfuerzo considerablemente menor que el desinfectante llegue a todos los puntos de toma y también el posterior enjuague que debe llevarse a cabo requiere menos esfuerzo con estos métodos de instalación. 

10. La higiénicamente perfecta detección de fugas

Al igual que en la planificación e instalación de sistemas de agua potable, la prueba de fugas/presión también debe realizarse con absoluta conciencia de la higiene. Las regulaciones y recomendaciones para una prueba de fuga higiénica se encuentran en el folleto de la ZVSHK "Prueba de fuga de las instalaciones de agua potable" y en la regla 5.001 de la BHKS "Prueba de presión de las tuberías de agua potable".

Esto establece claramente que no debe realizarse una prueba de estanqueidad con agua si se esperan tiempos de estancamiento más largos después de la prueba de presión, las tuberías no pueden vaciarse completamente, las tuberías no pueden ser presionadas con agua debido al efecto de las heladas, las tuberías deben ser probadas por razones de progreso de la construcción pero no pueden ser puestas en funcionamiento posteriormente.

11. Prueba de fuga con aire comprimido o gas inerte

Si se supone que debe realizarse una prueba de estanqueidad para poder aislar finalmente las tuberías y cerrar los huecos, se puede suponer una fase de estancamiento más larga después de la prueba de estanqueidad, incluso en el caso de una casa unifamiliar. Por lo tanto, una prueba de fugas higiénicamente perfecta sólo es posible en forma de "prueba en seco" con aire comprimido sin aceite o gas inerte (nitrógeno o dióxido de carbono). Esta prueba debe realizarse en dos etapas, a saber, la prueba de fugas (prueba preliminar) y la posterior prueba de resistencia (prueba principal). La prueba de fuga se realiza con una presión de prueba de 15 kPa (150 mbar). El tiempo de prueba es de al menos 120 minutos hasta 100 litros de volumen de tubería. El tiempo de prueba se prolonga 20 minutos por cada 100 litros adicionales de volumen de línea. Los manómetros utilizados deben estar calibrados y permitir una precisión de lectura de 0,1 kPa (1 mbar). La prueba de resistencia se realiza a 300 kPa (3000 mbar) hasta DN 50 inclusive. Para dimensiones de tubería mayores que DN 50, la presión de prueba será de 100 kPa (1000 mbar). La duración de la prueba es de 10 minutos, durante este tiempo no debe detectarse ninguna caída de presión. Los manómetros utilizados para esta prueba también deben estar calibrados y permiten una precisión de lectura de 0,1 kPa (1 mbar).

1] La idea básica detrás del factor de simultaneidad es que la demanda máxima no se realice simultáneamente en todas las unidades residenciales.