Tuberías de alta calidad para gases medicinales

Especialmente en los hospitales los requisitos de higiene son muy estrictos. Esto también se aplica a la gran cantidad de gases medicinales, desde el oxígeno hasta el óxido nitroso y el helio. Por esta razón, debe asegurarse, por ejemplo, durante la instalación de las tuberías que no se introduzcan partículas bajo ninguna circunstancia.

Antes de instalar los accesorios de extracción, los conductos deben ser soplados con aire comprimido médico (definición según la norma ISO 7396). Como alternativa, se puede utilizar el nitrógeno de las botellas de presión. Se recomienda combinar el soplado con el control de tipo de gas necesario. Este control se utiliza para comprobar si el gas previsto se descarga en el punto de toma con la pureza prescrita. La prueba de tipo de gas también garantiza que el gas específico respectivo se escapa en cada punto de toma de gas individual, es decir, que no hay conexiones de tuberías incorrectas. 

 

Para más información pida el documento "Tuberías para gases medicinales" a nuestro departamento técnico en: tecnico@sanha.com.