¿Qué hace que los accesorios de alta presión RefHP sean especiales?

Muchos ámbitos de nuestra vida ya no son concebibles sin la refrigeración: Los mostradores refrigerados en los supermercados, la refrigeración en los centros de datos, las bombas de calor en el sector residencial o las aplicaciones en la industria. En el pasado, a menudo se utilizaban CFC (clorofluorocarbonos) para este fin. Si estos CFC u otros refrigerantes se escapan al medio ambiente, contribuyen significativamente a la reducción de la capa de ozono, que es vital, y aceleran el calentamiento global. Por ello, en muchos ámbitos, como los sistemas de aire acondicionado de los automóviles, estos refrigerantes ya están prohibidos desde 2011, y es previsible que se impongan nuevas restricciones. Otros refrigerantes deben ser controlados tan estrechamente para evitar fugas, incluso en sistemas pequeños, que su funcionamiento es antieconómico.

Desde hace algunos años, el CO2 se utiliza cada vez más como una alternativa sensata. Como refrigerante, el CO2 es mucho más respetuoso con el medio ambiente que los refrigerantes fluorados. El efecto del CO2 sobre el calentamiento global es nada menos que 1.430 veces menor que el de los refrigerantes convencionales (por ejemplo, el R134a); la capa de ozono no resulta dañada. La producción de CO2 también requiere mucha menos energía, ya que puede obtenerse como "producto de desecho" de muchos productos de combustión, por lo que las ventajas ecológicas y económicas son evidentes. No es de extrañar, por tanto, que la conversión de los ciclos de refrigeración y enfriamiento al funcionamiento con CO2 se esté impulsando con fuerza en todo el mundo - y el mercado seguirá creciendo. 

Seguro, rápido y económico 

Las aplicaciones de refrigeración con CO2 se encuentran entre las de alta presión y requieren componentes técnicos especialmente resistentes. Esto incluye también las tuberías y las conexiones. Por ello, SANHA ya desarrolló en 2017 los correspondientes racores de alta presión bajo la marca RefHP y ofrece la cartera más amplia con la dimensión de 2 5/8" introducida recientemente. Como uno de los dos fabricantes en todo el mundo, estamos óptimamente posicionados para atender la demanda significativamente creciente de estos artículos. 

Estos conectores entre tubos están fabricados con una aleación especial de cobre y hierro. Pueden utilizarse hasta una presión de trabajo de 130 bares y temperaturas criogénicas de -196°C. Esto significa que nuestros racores cumplen incluso los requisitos de seguridad más estrictos. 

En el pasado, los racores de acero inoxidable o latón se utilizaban a menudo para aplicaciones de alta presión. Sin embargo, el acero inoxidable requiere una laboriosa soldadura, mientras que los racores RefHP pueden unirse dos o tres veces más rápido mediante el proceso de soldadura fuerte. Nuestros racores de alta presión también son una buena opción desde el punto de vista económico, ya que los costes de mano de obra, formación y gastos auxiliares de los trabajos de soldadura profesional o del personal cualificado son mucho más elevados. 

Todas las ventajas e información técnica